ACTUALITAT

Tradición y pasión culé, la receta del éxito de los almogàvers garrotxins

REPORTAJES 12 abr 2019 - CMP

Con más de 300 socios, la PB Almògavers Garrotxins conjuga las tradiciones catalanas y la pasión blaugrana desde la población catalana de Olot desde hace más de dos décadas

Fundada en 1997, la Penya Blaugrana Almògavers Garrotxins se ha consolidado como un punto neurálgico para el fomento de los valores y la tradición culés en la Garrotxa. Su creación se debe al esfuerzo, la perseverancia y, sobre todo, la pasión de un grupo de aficionados olotenses que vieron, en 2010, cómo la entidad tomaba forma con su oficialización.

 

Clam, el gegant blaugrana

Con el crecimiento de la agrupación, que ahora congrega a más de 300 persones, los peñistas creyeron oportuno establecer un estandarte dentro de la peña que actuara como su símbolo inconfundible. Fue así como nació el gegant Clam, una figura que conjuga a la perfección los dos motores principales de la entidad peñística: el barcelonismo y el catalanismo. Un gran número de colles geganteres de toda Cataluña se reunieron en Olot para celebrar el bautismo de este miembro de honor de la peña en un acto que fue muy emotivo y en el que no faltaron las sardanas, la coca, el chocolate ni los pasacalles.

Pero ¿y el presidente?

Cada semana, la entidad organiza un autocar para los socios que quieren ir al Camp Nou a ver los partidos en directo, una tradición que se remonta hasta sus inicios. En una de estas expediciones, la peña hizo una parada en una estación de servicio para estirar las piernas. Pero cuando los aficionados subieron de nuevo al vehículo para continuar su camino, se dieron cuenta con sorpresa de que no estaban todos. En el autocar faltaba, precisamente, el miembro más importante de la entidad: Francesc Corcoy, el presidente. Se lo habían olvidado en la cafetería y fue rescatado por el autocar de otra peña que también se dirigía rumbo al estadio blaugrana y que lo reunió de nuevo con los garrotxins.

 

Almogàvers activos por las buenas causas

Aparte de los tradicionales encuentros de culés, los viajes deportivos y la visualización colectiva de partidos en su sede social, la peña ha promovido actividades como la que, según Anna Domènech, vicepresidenta de la entidad, les ha resultado más laboriosa de todas: una jornada llena de fuegos artificiales para los más pequeños, actuaciones musicales y talleres de percusión y de maquillaje que les sirvió para recaudar dinero para los más necesitados.

Y no es el único ejemplo en el ámbito de la solidaridad ya que la peña ha participado en iniciativas como La Marató de TV3, la lucha contra el cáncer de la mano de la Fundación Albert Bosch e incluso fue partícipe de las jornadas solidarias para recaudar fondos para la entidad Natura & Màgia, Àfrica Màgica, que tiene como finalidad que los niños y niñas refugiados del pueblo saharaui se evadan de su realidad durante unas horas.

“Ayúdanos a ayudar, este es nuestro lema”, afirma la vicepresidenta de la entidad. El lema de una peña leal a las tradiciones catalanas, culé hasta la médula y consciente de las necesidades de la sociedad actual.

TODAS LAS NOTICIAS