ACTUALIDAD

PB Puigcerdá: haciendo historia desde hace casi medio siglo

REPORTAJES 09 dic 2018 - CMP

Se trata de una de las entidades más grandes en relación con el número de habitantes de su población: de sus 7.000 habitantes, 430 son peñistas

Cada domingo, dos peñistas y miembros de la junta inicial de la Peña Barcelonista de Puigcerdá subían por la calle Mayor hacia su casa después de una intensa jornada en el local social, entonces situado en la plaza Cabrinetty. Por sus expresiones, los vecinos del pueblo que los veían pasar podían saber si el Barça había ganado o perdido.

Así recuerda sus años de juventud Pere Domingo, el actual presidente de la PB de Puigcerdá, una de las peñas blaugrana más antiguas y consolidadas del movimiento peñístico, que en tres años cumplirá medio siglo de vida. Más de 40 años después, sin embargo, se han convertido en una de las entidades peñísticas más grandes del movimiento en relación con el número de habitantes de su población. De los 7.000 habitantes que tiene, 430 son peñistas.

Los orígenes de la peña

Fue el 25 de mayo de 1971 cuando la peña se fundó oficialmente. Meses antes, un grupo de seguidores incondicionales del FC Barcelona vieron la necesidad de disponer de un local en el que presenciar los partidos en grupo. En los tiempos que corrían, el uso de televisores en domicilios particulares no estaba demasiado generalizado y esta circunstancia, añadida al deseo inicial de poder comentar jugadas, celebrar goles y criticar las decisiones del árbitro juntos, culminó en la decisión de constituir una peña. Así, 12 vecinos de Puigcerdá, encabezados por Pere Isern como nuevo presidente de la junta provisional, se pusieron manos a la obra para terminar los procedimientos necesarios y oficializar una nueva entidad peñística.

Un día para enmarcar: el Encuentro Mundial de Peñas de 1998 en Puigcerdá

Los aficionados blaugranas de Puigcerdá recuerdan con nostalgia el Encuentro Mundial de Peñas que se animaron a organizar en el año 1998; sin duda, la más multitudinaria de todas. Reunió un número tan grande de peñistas de todas partes que alteró positivamente la vida de toda la población y casi de la comarca. Con el apoyo del FC Barcelona y del Ayuntamiento de Puigcerdá se celebraron actos de todo tipo e incluso se inauguró una escultura abstracta del artista comarcal Ernest Altes, que hoy todavía se encuentra en la plaza del Rec de Puigcerdá y que representa una pelota de futbol rodeada por las cuatro barras catalanas. Como no podía ser de otra manera, la jornada culminó con el futbol como protagonista: disfrutando, todos juntos, del partido del Barça contra el Real Madrid en una pantalla gigante instalada para la ocasión.

Puigcerdà está lleno de vida y de espíritu blaugrana los 365 días del año

Con más de 40 años de historia a sus espaldas, la peña solo ha cambiado de presidente en tres ocasiones. El presidente actual es Pere Domingo i Casanovas, que se siente orgulloso del crecimiento que ha experimentado la peña desde su constitución: “Actualmente contamos con 430 socios activos. El incremento de socios ha sido considerable y sostenido desde nuestros inicios y creemos que el número actual de afiliados es muy relevante, dado que nos encontramos en una población de unos 7.000 habitantes”.

El elemento clave del éxito es, seguramente, el vínculo con el Club, un espíritu y sentimiento barcelonista que impera en todos los miembros de la peña y que anima al resto de la población a sumarse al movimiento. Y es que se trata de una agrupación muy activa. Ofrece dos viajes anuales, hasta 12 asientos abonados a los peñistas que quieran ver los partidos en el Camp Nou y su sede tiene una peculiaridad: dos salas con televisores para diferenciar la afición más joven de los de mayor edad. De esta forma, dicen, los primeros pueden vivir los partidos con más intensidad y los segundos, más tranquilamente. Acabado el partido “la peña obsequia a los asistentes con cava y coca en los partidos significativos o en aquellos en los que el Barça obtiene algún título”, explica el presidente.

El quinto de los domingos: un sello de identidad

Una de las tradiciones más singulares y determinantes de la peña es el quinto de los domingos, un tipo de juego de bingo que, además de ser una forma de pasar unas horas durante las frías jornadas invernales de la Cerdaña, se ha convertido en un tipo de financiamiento para la peña.

TODAS LAS NOTICIAS