ACTUALIDAD

PB El Papiol: la perfecta conjunción entre localidad y globalidad

REPORTAJES 19 jul 2019 - Confederación Mundial de Peñas

Con cerca de 150 socios y más de 35 años de trayectoria, la penya blaugrana El Papiol sigue siendo un símbolo de cultura y barcelonismo

“Hemos seguido al Barça en coche, en autobús, en tren y en avión”, afirma Antonio Lorenz, presidente de la Peña Blaugrana El Papiol. Se trata de una agrupación peñística que acompaña al equipo de sus sueños desde hace más de tres décadas, y que celebra la pasión y el espíritu blaugrana desde el corazón del Baix Llobregat. “Ya hace más de 35 años que llevamos el barcelonismo alrededor del mundo. Para nosotros, el denominador común de la afición blaugrana son las personas, los sentimientos, el afecto hacia unos colores y el hecho de conocer seguidores de otras peñas que se convierten en amigos para toda la vida”, asegura Lorenz.

Esta peña, que hoy suma ya 146 socios, se fundó oficialmente en noviembre de 1983 por voluntad de un grupo de culés que siempre seguía de cerca al primer equipo; ya fuera en el Camp Nou o en el bar de la plaza del pueblo. “El objetivo principal de constituir una peña era reunir a más personas para disfrutar juntos de los partidos y poder organizar las salidas juntos”, afirma el presidente.

Hoy, la peña ya está consolidada y se mantiene totalmente activa. Encabeza todo tipo de iniciativas que la mantienen unida a su localidad, como las ‘butifarradas’ populares, las recogidas de alimentos o los encuentros. Además, mantiene una gran amistad con otras peñas de la zona como las del Berguedà o el Maresme y ha establecido una icónica tradición: visitar el restaurante del Avi del Barça. Una vez al año, la peña se reúne con Joan Casals, el verdadero nombre de este personaje vital en la historia culé, para disfrutar de una sesión que les permite compartir los sentimientos que los unen. La última vez, subieron al mirador de Pedraforca antes de reunirse alrededor de la mesa.

 

Tradiciones culés en el Papiol

La Penya Blaugrana El Papiol siempre juega un papel protagonista en la vida social y cultural de la localidad y, por eso, año tras año participa de forma activa en su gran semana. Como manda la tradición, los peñistas encabezan una visita guiada del castillo; un escenario idóneo para compartir cultura y espíritu blaugrana. Después de la misma, organizan una tertulia en la que cada año participa una persona destacada o una asociación benéfica diferente. En la última celebración, los aficionados culés pudieron conocer de cerca a Sor Lucía Caram, que les habló sobre su historia de superación personal y les acercó a la realidad de la pobreza infantil, una actividad que ha quedado grabada en la memoria de los peñistas.

TODAS LAS NOTICIAS