ACTUALIDAD

Desde Venecia del Norte hasta Barcelona: El trepidante “road trip” de la PB San Petersburg

REPORTAJES 13 dic 2018 - CMP

10 países y 10.000 kilómetros de recorrido para llegar al 39º Congreso Mundial de Peñas

Decenas de peñistas blaugranas de todo el mundo se desplazaron hasta Rusia, con motivo del último Mundial de Fútbol. Esta movilización fue la semilla de una iniciativa que, más allá de transportar el orgullo futbolístico culé, sirvió para tender puentes entre los peñistas catales y la Penya Blaugrana de San Petersburg. Puentes que, en pleno verano, cristalizaron en un trepidante road trip que llevó a los peñistas rusos hasta Barcelona con motivo del 39º Congreso Mundial de Peñas.

“Nuestro viaje demuestra que ninguna distancia, diferencia política entre estados o prejuicio racial puede obstaculizar la amistad”, aseguraba George Nemykin, presidente de la PB de San Petersburg, todavía emocionado, al llegar a Rusia después de una experiencia seguramente inolvidable.

Una travesía en coche de más de 10.000 kilómetros con la voluntad única y exclusiva de seguir al equipo de sus sueños y conocer mejor su afición nacional e internacional. Según Nemykin, el himno del Barça tiene un mensaje clave que desde el primer momento adoptaron como lema del viaje: “Si del sud o del nord, ara estem d’acord” [“Seamos del sur o del norte, ahora estamos de acuerdo”].

Un viaje único y lleno de fraternidad

Hasta ocho personas se sumaron a esta aventura que comenzaba a principios de agosto en San Petersburgo. Con dos coches caracterizados con motivos blaugranas para la ocasión, los culés rusos emprendían un viaje de 10 días hasta la capital catalana con el objetivo de llegar a tiempo para el Congreso Mundial de Peñas.

Además, durante el trayecto los culés de la Venecia del Norte se propusieron un objetivo claro: conocer las peñas blaugranas que se encontraban a su paso para compartir con ellas experiencias y, sobre todo, la pasión futbolera que les une. Por eso, la peña contactó con 10 agrupaciones peñísticas internacionales de Polonia, Bélgica, Francia y Cataluña, que recibieron estos aficionados rusos con brazos abiertos.

Después del largo viaje, el presidente de la peña se sentía profundamente satisfecho con las ganas y perseverancia de la peña que representa, pero, sobre todo, agradecido a todos los peñistas que contribuyeron a hacer esta experiencia única y a la Confederación Mundial de Peñas por toda la ayuda brindada durante el trayecto.

Una peña rusa joven y muy querida en Cataluña

Rusia tiene actualmente tres peñas blaugranas, de las cuales la PB San Petersburg es la más antigua. Se fundó en 2016 y, con tan solo dos años de trayectoria, ya incluye casi 200 miembros.

La participación en el Congreso Mundial de Peñas era el objetivo con el que los peñistas de San Petersburgo emprendían su largo viaje, pero, no obstante, ésta no fue su última parada.

Los aficionados esperaban ansiosos una última visita a la Penya Blaugrana Móra d’Ebre, a la que consideran parte de su familia. “Son nuestros hermanos catalanes, a los que visitamos cada año”, afirma Nemykin. Y es que en 2016, el Ayuntamiento de Móra d’Ebre se comprometió con un convenio oficial de amistad con la PB San Petersburg y, desde entonces, les visitan siempre antes del Congreso. El presidente de la peña rusa concluye: “Esta fraternidad es algo extraordinario, de aquellas cosas que pasan solo una vez en la vida y que sirve como claro ejemplo de la amistad sin fronteras”.

Aparte de la afición de Móra d’Ebre, la PB San Petersburg es también muy querida por la PB Marc Bartra de Sant Jaume dels Domenys. Los miembros de esta peña catalana se desplazaron, hace ya tiempo, hasta San Petersburgo y, en esta ocasión, fueron los aficionados rusos los que visitaron la localidad catalana y su peña por primera vez.

TODAS LAS NOTICIAS